Logo Preserva retina

Reserva Forestal del Norte de Bogotá 

Thomas van der Hammen


Como ciudadanos bogotanos exigimos de la actual Administración Distrital respeto absoluto de la vocación ambiental de la reserva Thomas Van der Hammen y de los conceptos técnicos que la hicieron posible, y que proceda sin demora a concertar una estrategia para materializar la visión que se desarrolló durante los más de quince años de debates técnicos e interdisciplinarios que llevaron a su establecimiento. Alineada con una nueva conciencia global sobre los efectos devastadores del cambio climático, la materialización de esta visión —en la cual nuestro uso del espacio articule respetuosamente los asentamientos humanos a los recursos hídricos y biológicos del territorio— es un paso fundamental hacia la nueva etapa histórica en la que entra el país.

La Reserva #TvdHammen es la posibilidad de construir entre todos una Bogotá ecológicamente sostenible, la cual depende de las decisiones que tomemos hoy. ¡Urbanizar la Reserva sería un punto sin retorno!


Petición de la ciudadanía:

No sustraer #NiUnMilímetro 

 

 

Thomas Van der Hammen formó parte de las expediciones científicas que revelaron el pasado cultural y biológico del actual territorio colombiano. Su comprensión de nuestra naturaleza deja un legado invaluable para el país en momentos en que fortalece el reconocimiento y protección de la diversidad. Una vida vivida es el libro de sus memorias, fue terminado apenas unos años antes de su fallecimiento en 2010 y en él rememora los principales capítulos de su vida científica, emocional y espiritual. En sus memorias, van der Hammen narra de qué manera evolucionó su comprensión de la naturaleza y la maduración de sus emociones y sensibilidad a través de la música, el amor y la búsqueda mística. 

ThomasVDHammen web

Es uno de los principales científicos de la ecología que ha vivido en nuestro país. Nació en Holanda en 1924 y murió 86 años después en Colombia, el país del que se enamoró desde muy joven. La primera vez que visitó estas tierras fue en la década de los cuarenta pero fue en 1951, a sus 27 años de edad, cuando llegó a Bogotá para ser Jefe de la sección de Palinología-Paleobotánica del Servicio Geológico Nacional de Colombia, el actual Ingeominas. Algunos aseguran los mejores estudios que existen sobre la ecología del país fueron publicados por él.

Conocedor a fondo de La Sabana de Bogotá por lo que la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca lo llamó en 1996 a dar su consejo frente a las zonas que se debían proteger en el perímetro de la ciudad.

Van der Hammen no solo estudió a fondo el territorio que ahora lleva su nombre sino que, en su vasto estudio de los ecosistemas nacionales –en un perfil publicado por la Revista Cromos, se señala que realizó estudios para la Unesco, cincuenta tesis de doctorado, 300 publicaciones científicas, cinco volúmenes sobre cordilleras y 27 volúmenes sobre el cuaternario colombiano-, desarrolló un gran interés y preocupación por los humedales de Bogotá cuya situación calificó de “deplorable” en 2004.

El legado del profesor

Basado en un concepto de origen holandés, el profesor recomendó que se creara la ‘estructura ecológica principal’, que hace referencia a la red de diferentes ecosistemas que prestan servicios fundamentales ambientales como el agua, y su infiltración en los suelos, así como la diversidad biológica, entre otros.

Además identificó que en el norte de la capital, en lo que hoy se conoce como la reserva que lleva su nombre, existe un área que no solo es necesario proteger sino que, en vista de que sí existen allí algunos cultivos de flores y construcciones como colegios y universidades, se debía robustecer y restaurarla ecológicamente para constituirse como el más.

Libro Biografía Thomas Van Der Hammen
http://www.caroycuervo.gov.co/press-release/el-instituto-caro-y-cuervo-y-el-icanh-lanzan-libro-de-thomas-van-der-hammen